Lican Ray > Historia
Historia

Leyenda

A la orilla norte del Lago Calafquén, vivía un cacique que tenía una hija llamada Licán Ray, orgullo de la comunidad por su belleza. Había llegado a los quince años y ya tenía muchos pretendientes. Pero su padre los rechazaba a todos, ya que encontraba pobres los precios ofrecidos por ella. En esa época bajaban los españoles por los ríos en busca de plata y oro, construían fuertes cerca de las minas para defenderse si venían los “indios” a hacer saqueos.

La bella Licán Ray, acostumbraba a bañarse todas las mañanas en el lago. Un día la sorprendió un capitán español, cuando ella salía de las aguas; su silueta semejaba una aparición brillante y coloreada con los primeros rayos del sol. El español se acercó y la muchacha, asustada, quiso huir, pero él le hizo comprender, con las pocas palabras mapuche que sabía, que no intentaba hacerle daño alguno. Ya más tranquila la doncella, y para entenderse mejor, trataron mutuamente de enseñarse sus respectivos idiomas y siguieron viéndose todas las mañanas hasta que se dieron cuenta que estaban enamorados.

Mientras tanto, el padre de la jovenhabía recibido de un cacique, la promesa de una gran dote por su hija y decidió casarla con él. Un día le comunicó que su boda se efectuaría en la próxima luna llena. La muchacha fue a reunirse con su enamorado y éste le prometió que esa noche huirían. LicánRay, le advirtió que, si eran descubiertos, les esperaba una muerte horrible a los dos. Pero el amor de los enamorados era más fuerte, que el temor a la muerte y decidieron escapar juntos. A orillas del lago se juntaron al anochecer y en una canoa llegaron muy silenciosamente, a una de las islas.  Los enamorados estuvieron dos días sin encender fuego, hasta que por el intenso frío, al tercer día, prendieron una fogata. Los mapuche los habían buscado por los bosques vecinos; pero al ver el humo en la isla decidieron ir allá. La pareja, temiendo ser descubierta, se había ido a otra de las islas y así recorrieron las siete islas del lago Calafquén. La leyenda dice que desaparecieron por el río y posiblemente llegaron al mar. En las noches de luna llena, se dice que se puede ver una pareja de enamorados que huyen en una canoa.

(Adaptación)

 

Historia

El balneario de Licán Ray no tiene fecha precisa de su fundación, sino que surge naturalmente con la llegada de los colonos. Sin embargo, fue inscrito a nombre del fisco en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Valdivia en el año 1944.

Los terrenos colindantes con Licán Ray y en general toda la orilla Norte del lago Calafquén, así como vastos sectores del litoral Sur, siguen siendo tierras indígenas. Licán Ray mismo se encuentra rodeado por las comunidades de Caniulef, Ancalef, Cabrapán, Calfil y Manquel. Sin embargo, ya en el segundo decenio del presente siglo algunos chilenos se fueron radicando en terrenos indígenas. Así como don Tobías García le compró terrenos a don Andrés Calfil, y posteriormente don Gregorio Becker y don José Jara le compraron terrenos al señor García, quién además donó los terrenos para la construcción de una capilla católica, la actual Parroquia San Francisco.

En la evolución de Licán Ray pueden distinguirse dos etapas. La primera se inició con su “fundación”. A partir de 1942 en adelante, el pueblo recién fundado comenzó a crecer. Como los sitios eran gratuitos la gente de los alrededores vino a establecerse en él beneficiándose además con la instalación de la Empresa de Ferrocarriles del Estado. A dicha empresa el fisco le concedió en 1942, y por término de 20 años, lotes en arriendo y en uso gratuito para que se estableciera. El objeto era la explotación de la madera de pellín y su elaboración para la obtención de durmientes, que eran llevados en vapores que cruzaban el lago.Posteriormente se desistió de este proyecto, creándose otra solución para la instalación de la Central Hidroeléctrica de Pullinque, que fue inaugurada en 1962.

Por otra parte el terremoto de 1960 contribuyó a la decadencia de Licán Ray, y una vez pasado el peligro, Licán Ray comenzó a surgir nuevamente. En esta reciente fase de su desarrollo se creó un sector balneario, que le dio el carácter turístico al pueblo.  Así, muchas viviendas fueron construidas, y de ellas más de las dos terceras partes son casas de veraneo, que se ocupan durante la temporada veraniega (Diciembre hasta principios de marzo). Se reflejan diversos estilos arquitectónicos y varían por su tamaño y terminaciones. Las playas de la ciudad otorgan una gran oportunidad de descanso, y la inversión en infraestructura que se ha realizado en Licán Ray ha permitido un gran adelanto turístico en cuanto a alojamiento y aumento de visitas a centros termales aledaños. La hermosa costanera que hoy engalana a Licán Ray es una de sus mayores postales.